Sobre el apoyo a Japón y el diseño

Publicado el 23 / 03 / 2011

Hace varios días publiqué un artículo donde mostraba una galería de diseños para apoyar a Japón; alrededor del mundo, los diseñadores hacían su parte creando ilustraciones para vender y recaudar fondos. Las opiniones no han cesado, y un punto muy interesante aunque delicado se ha abordado al respecto: la cuestión de la moral.

Al momento de hacer el pasado post, me daba cuenta de cómo representaban la tragedia sucedida en este país a través de diversas imágenes y a veces siguiendo un patrón. No puedo negar que el movimiento me atraía mucho gráficamente y sin embargo, no me atrevía a diseñar uno.

James White - Help Japan Poster

Por otra parte, en el blog Signalnoise de James White, había puesto a la venta su cartel para recaudar fondos. Y en unos días, ya había conseguido $7,000 para donar a la Cruz Roja. Otros sitio, Poster Cause Project, con el apoyo de varios artistas crearon toda una serie de ilustraciones en venta. Como piezas de diseño, realmente son increíbles, de una calidad impresionante, pero moralmente, era punto y aparte.

Casualmente a través del sitio FastCoDesign, se publicó un artículo llamado “Is This Poster to Aid Japan’s Tsunami Victims a Crime Against Design?”, donde abordaba de manera precisa, esa inquietud que sentía sobre comprar o crear una imagen que representara una tragedia para el consumo de los demás.

Este es un punto independiente a lo que se ha logrado con respecto a estos diseños en venta para ayudar a Japón, ya que realmente se han conseguido sumas importantes que uno no sabe si se hubieran conseguido de alguna otra manera. Hay que agradecer mucho que estos proyectos den resultado. Pero compartiendo el punto de vista de John Pavlus, debo decir que no compraría un producto que muestre simbólicamente este sufrimiento de millones de personas, no es algo que pondría en mi cuarto como un recordatorio permanente, una cosa es el diseño y otra el significado de las imágenes.

Hubo un comentario que hicieron en el blog que me interesó por expresar claramente su punto de vista:

“La mayoría de las imágenes son poco asertivas, es como cuando haces una campaña donde deseas que no se golpee a las mujeres y llenas de imágenes de mujeres golpeadas tus carteles. Sé que es difícil ser asertivo, pero mostrar un Japón destruido, agrietado o sangrante denigra la idea de un pueblo que se ha convertido en una gran nación después de la bomba nuclear y tras perder guerra…”

Quizás el impacto sea necesario para mover conciencias y decidirse a apoyar, es innegable que haya habido otras ocasiones donde también se haya hecho lo mismo. Da resultados, es muy posible. Como dice el comentario, es difícil ser asertivo, cuando tienes un tema tan delicado para promover y convocar a la gente a través del consumo. Pero pensar en promover otro tipo de valores en la imagen como la esperanza en vez de mostrar el evento directo, el desastre tendría un impacto diferente en la gente. Quizás no sea tan efectivo, quizás si. Son cosas de análisis que parecen alejar a final de cuentas del motor principal de todo este movimiento: ayudar, apoyar, pero creo que es bueno pensar en alternativas, nunca están de más no?

Gracias por su atención. No se olviden de comentar.


Escrito por

Te puede interesar

  • Julián Méndez

    Que tal, me siento muy honrado en que hayas tomado en cuenta mi comentario.
    Y debo insistir, Hablas sobre tooodo el dinero recaudado y de que tal vez con otro tipo de imágenes no se hubiera logrado. Pero ¿crees que Japón necesita nuestro dinero? Ellos por fortuna no sufren de la pobreza de Haití. Nuestra primera acción fue “miren como sufren, démosles dinero”. Pero nuestro deber como diseñadores va más haya incentivar la lástima disfrazada de solidaridad.
    Tu hablas de moral. Yo hablo de Ética y conocimiento. ¿cuántos diseñadores antes de empezar a bocetar y “jugar” en photoshop? abordaron el tema desde un ángulo critico ¿cuántos investigaron que Japón es la 3a economía del mundo? o ¿como se ve hoy día la ciudad de Hiroshima despues de La Bomba? ¿cuántos se sentaron a pensar Qué es lo que había que comunicar?. El perfil del diseñador tiene que cambiar y no seguir dejándose llevar por su vena artística a la hora de tomar decisiones inteligentes. Saludos

  • Julián Méndez

    Pues no veo más comentarios, pero si he leído más sobre el tema en twitter. Muy bueno el artículo que incluyes en esta entrada de blog. “Pondrías algo así en tu habitación?”.
    Les dejo un link de carteles que sí pondría en mi habitación (o la mayoría)
    http://cfsl.net/tsunami/
    saludos
    @dg_merol

  • Black tint

    También prefiero la idea de ayudar a Japón a través de imágenes más positivas, en este sitio (mexicano) tienen una idea interesante, aunque muy pocos diseños: http://vamosjapon.org

  • http://www.gabrielvolonte.com.ar/nosferatu Gabriel Volonte

    Excelente punto el que se está tocando aquí. Como dijo Julián: ¿qué es lo que se quiere comunicar? ¿que Japón está destruído?, eso ya lo sabemos. Un punto a comunicar creo que sería el peligro de la radiación, que no tiene nada que ver con “la destrucción de Japón”, pero el terremoto nos lo dejó bien claro, una vez más.

    Aparte de eso, yo sí tendría un poster del desastre que hay en Japón en mi cuarto, es la historia la que queda retratada, el pensamiento de la gente, la reacción frente al hecho; para mí eso es muy importante, y también entiendo y estoy de acuerdo con los reclamos de probreza conceptual de sólo decir “pobre Japón, está destruído” y del delicado punto de involucrar una colecta de dinero para ayudar.

    Pero, ¿cuál es el pecado que estoy cometiendo por tener un poster que habla sobre la tragedia? No se está riendo de la situación, sino que la expresa. Y si, en teoría, el dinero que pagué ayuda materialmente a las víctimas, aún menos claro me queda por qué está mal.

    Estoy convencido de que el texto de Fastcodesign toma al poster como un engaño, un truco que se aprovecha de la sensibilidad de la gente. Está reduciendo un elemento de comunicación a un elemento de consumo, y lo que lo mantiene como un elemento de comunicación es el hecho de que el dinero se dona, eso no es consumo.

    El mensaje del conjunto de posters sobre la catastrofe nos dice: Japón está en ruinas, nos duele mucho a mucha gente.
    Yo creo que es importante que ese mensaje no quede incomunicado.
    La práctica de enunciar nos ubica dentro del mundo, nos brinda existencia a los comunicadores e inicia la cadena conceptual y el intercambio de opiniones.

  • marifer aguilar

    we japan¡¡¡¡¡¡¡¡¡ lasalle is help