El presupuesto del cliente

Publicado el 29 / 06 / 2011
El asunto del dinero en el mundo de los diseñadores que apenas comienzan su carrera suele ser un dolor de cabeza. No sabemos cuánto cobrar o no logramos saber el presupuesto del cliente para evitar que se rechacen nuestras cotizaciones o que tengamos que trabajar por un precio menor. Esta es una revisión de un artículo de la revista HOW Design

Hablar de dinero desde el principio

Estamos ofreciendo un servicio profesional y nos debemos de convencer que somos profesionales del diseño y que nuestro trabajo debe ser tomado como tal. Si tocamos el tema en el principio de nuestra cita, nos estamos colocando en el lado del control, siendo la base para que el cliente se sienta en buenas manos. También esto nos sirve para evitar a clientes indeseables que puedan traernos como consecuencia algún caso como los publicados aquí y aquí.

Algunas frases que pueden servir para ayudarnos a conseguir el presupuesto son:

  • ¿Qué presupuesto tiene destinado para este proyecto?
  • ¿Cuánto tiene en mente gastar?
  • ¿Qué es lo que puede costear?

Si no obtienes alguna respuesta sobre los números que deseas conocer, trata de hacer una ligera presión para que el cliente pueda darte alguna señal de su presupuesto para el final de la cita. Una pregunta que puede ayudar sería la siguiente:

“Si está buscando a un diseñador no tan caro, yo no soy su mejor opción, ¿podría darme una idea de cuánto puede invertir?”

Soltar números

Si el cliente se resiste, entonces una buena opción es comenzar a manejar algunos números dentro de rangos. Establece rangos contrastantes (de $XXX a $XXXXX) para observar la reacción del cliente y su consecuente respuesta . Algunos serán más claros de lo que buscan comentando que no pueden costear tanto pero sí un punto medio, lo cual te puede dar un gran parámetro de su presupuesto. Los buenos clientes saben que un diseño más barato implica una menor calidad. Si el cliente busca el precio más bajo, es una señal de precaución.

IMPORTANTE: Toda esta técnica de persuasión se tiene que hacer en tiempo real, ya sea en persona o por teléfono, por email no es nada recomendable. Si el cliente está buscando que digas tus números por correo, invítalo a tocar el tema vía telefónica o con una cita.

Realiza una minipropuesta

Si todo lo anterior falla, puedes ofrecer una pequeña propuesta por escrito y su costo estimado, esta propuesta puede ser breve o abarcar hasta una página, trata de que no te consuma tanto tiempo. Trata de recapitular los costos de cada uno de los servicios.

Es muy importante poner en práctica este toma y daca para obtener un presupuesto que vaya acorde al valor de tu trabajo. Es muy importante ser un comunicador claro y una vez que se vuelva un ejercicio constante te será más fácil disponer tu tiempo para clientes serios y evitar a clientes indeseables.

Referencia: Ilise Benun, “The Budget Game”, HOW Design


Escrito por

Te puede interesar

  • Madai Parga

    Me gusto!!! lo tomare en cuenta para el futuro me sirvió mucho 🙂

  • http://www.flickr.com/photos/alizelee/ alize Lee

    gran aporte. Lo tendré en mente.

  • http://www.flickr.com/photos/itzzyprin/ Itzzel

    Muy bueno!!! Hay que aplicarlo!!!

  • http://creativecommonpeople.blogspot.com carlos

    Totalmente de acuerdo, yo por ejemplo les dijo “Cuanto quieres gastar” y normalmente dan una cifra incluso superior a lo que yo tenia en mente. Si no son capaces de darte un presupuesto de lo que quieren gastar, puedes desconfiar, porque tal vez no quieran gastar nada (que trabajes de gratis)

  • http://www.xplaye.com Javier Mateos

    En el caso del despacho, hemos observado que la pregunta que contestan más facilmente es

    “¿Cuánto es lo máximo que estás dispuest@ a pagar por tu proyecto de diseño? Esto para ayudarnos a ver la gama de opciones/soluciones que podemos ofrecerte.”

    Casi siempre la contestan.