La ética en esta profesión del diseño

Publicado el 22 / 09 / 2011
Seré breve, ya que este sentimiento nació en este momento. ¿Para ustedes que significa ser ético profesionalmente? ¿Que pros y contras existen en la toma de una decisión impulsada primordialmente por la necesidad económica?

La profesión del diseño es increíble, es un mundo de experiencias únicas de cualquier otra profesión, y como apasionado, uno se pone a soñar sobre clientes ideales y demás maravillas que podrían sucederle a un diseñador.
Luego viene la realidad, cuando el dinero se vuelve necesidad y los clientes ideales quizás se han tardado en llegar.

Vivimos en un mundo donde el dinero es la base de nuestra supervivencia, y por eso es que a veces es muy fácil de corromper los valores con ello. ¿Pero al final de cuentas, uno puede salir ganando con este tipo de acciones?

Pongamos un ejemplo, tienes dos clientes que hacen exactamente lo mismo y por lo tanto, son competencia directa. ¿Que tan conveniente resulta atenderlos a los dos al mismo tiempo? Obviamente que por tener dinero, uno sale ganando y puede que no se den cuenta (pero que tal si uno de ellos si se da cuenta?), al fin y al cabo son personas que están invirtiendo el producto de su esfuerzo y confían en el profesionalismo de uno como diseñador ¿no?

Otro ejemplo (uno de los que detesto más), los políticos hacen lo que sea, LO QUE SEA, por desprestigiar a la competencia. Y para eso obviamente ocupan diseñadores que hagan propaganda impresa y digital. ¿En verdad vale la pena trabajar en un proyecto así cuando tienes que permanecer escondido para que no descubra el afectado de donde viene ese trabajo?

¿De verdad vale la pena hacer actuar sin moral ni principios sólo por dinero?

Soy de la idea que las cosas mal hechas nunca salen bien, así que si a alguien actúa sólo por interés en algún momento todo eso caerá.

Convoco a una opinión de la comunidad, ya que mi punto de vista al respecto puede sir quizás un poco limitada y me gustaría saber que piensan al respecto. ¿Han experimentado o han sido testigos de alguna de estas encrucijadas?


Escrito por

Te puede interesar

  • http://www.gabrielvolonte.com.ar/nosferatu Gabriel Volonte

    Aquí se juega el valor del rol del diseñador en la sociedad, en cuestiones de moral. Las decisiones morales impactan en la sociedad, creo que desde todas las profesiones, y no es una cuestión idealista, sino práctica.

    ¿Alguien se atrevería a dar su nombre como diseñador de una campaña de propaganda nazi, o a favor de la esclavitud? Si lo hace por dinero seguro que no, y eso no lo convierte en nazi tampoco, pero qué duro sería ver por ahí carteles nazis otra vez.

    Es un tema de gran importancia pensar qué hacer, cuándo decir que no, qué valor tiene decir que no. Y es una cuestión tanto personal como de la sociedad de cada pueblo. Si uno sabe que algo está mal, debe tener el valor para rechazarlo.

    • Heinz Jany

      Gabriel, ese cierre de su comentario me parece que es la piedra angular de todo este asunto… ¿quién es capaz de pararse y decir NO?

      Si todos tomamos esta conciencia y no permitimos (ni nos permitimos) este tipo de prácticas, muy seguramente tendremos una sociedad mejor.

  • http://@dopplermty Alex Gjn

    Cada quien debe de saber valorar su ética personal y profesional, mucha gente la valora poniendole una cifra, otras no.

    Personalmente creo que nada debería de medirse en base a dinero pero tristemente al mundo le gusta ver las cosas de esa manera.

  • http://www.flickr.com/photos/alizelee/ Alize Lee

    Esta cuestión de la ética del diseñador creo que sera tema por mucho tiempo, ya que el dinero es un factor que hoy en día maneja en muchos aspectos nuestras vidas., tienes razón aveces la necesidad.. o tal vez la avaricia de tener mas, puede hacer que caigamos en estos dilemas con los clientes.
    En mi opinión el diseñador debe siempre buscar una equidad, tanto el beneficio de uno como del cliente, si perjudicamos a nuestros clientes por nuestra simple avaricia no podemos considerarnos profesionales. Si la mayoría tuviéramos bien presentes nuestra responsabilidad social otra cosa seria.

  • Sorulion

    Hey! Un tema que se vive diariamente.
    El dinero si es determinante, pero hay más empresas las uales están dispuestas apagarte sin tener que hacer cosas “chuecas” y si trabajas para la competencia dirtecta, lo ideal sería retirarte del proyecto. Tú entregas tus proyectos, pero como dices, si uno se da cuenta, la guerra entre esas empresas podría tornarse sucia y a ti desprestigiarte, qué vale más en ese caso, la ganancia? o el prestigio.

    La necesidad de dinero la tenemos todos, y contamos con la creatividad para transformar las cosas para bien, porqué no trabajas en productos de diseño que te beneficien con ingresos y te mantienes trabajando como un excelente diseñador sin tener la necesidad de corromperte 🙂

    Interesante y comepletamente entendida la situación.

  • http://www.destacaimagen.com/blog/ Antonio Fernandez

    Muy interesante el tema. Yo me vi en una situación parecida a la que planteas, después de pensar que hacia lo comenté con una de ellas. No se le dio más importancia ni hubo ningún problema.

    Yo creo que las ventas y evolución de una empresa dependen también de otros muchos factores ajenos completamente al trabajo del diseñador. Otra cosa es que tengas acceso a datos que podrían ser utilizados por la competencia.

  • Heinz Jany

    Este “valor moral” en la industria publicitaria es un tema cada vez más escaso y, aunque ellos siempre buscarán a quien responsabilizar por esto, no entienden que el tema “comienza en casa”.

    ¿Qué sucede cuando el dueño de la agencia toma 2 cuentas del mismo sector?
    Fácil, le da a 2 diseñadores diferentes una de las cuentas para evitar una concordancia creativa, o en el peor (y más común) de los casos, le crea otra cuenta de correo con otro nombre para que el cliente no se de por enterado?

    Tristemente este ejemplo es un caso típico de como buscan los “grandes empresarios” sacar a flote sus negocios o hacerla más rentable, pasando por encima de su propia ética, poniendo en jaque la de sus empleados, quienes se convierten en autores materiales de esta práctica, y jugando con el voto de confianza que el cliente deposita en ellos.

    Si bien todos buscamos un lucro económico… ¿hasta dónde somos capaces de llegar? ¿están nuestros intereses por encima de nuestros valores? ¿el dinero justifica los medios?

    Todo comienza en casa, y mi papá bien decía: “no hagas a otros lo que no quieres para ti mismo”.

  • Andrea Santa Rosa.

    Podría ser fácil decir “jamas venderé mis ideales por dinero”, sin embargo muchas personas terminan haciéndolo.

    Al hablar esto con compañeros de clase, amigos y demás personas, la gran mayoría dice que no lo haría, y aun así quienes piensan en laborar en la rama publicitaria esperan hacer el trabajo de sus sueños con empresas que si bien podrían generales un buen capital económico, se contraponen con los valores que creen tener.

    En lo personal, creo que aunque es difícil, bien podrías encontrar un trabajo que te de satisfacciones económicas y personales y si no en una empresa, hacer el intento de crearlo y mantener así tus convicciones, valores e ideologías.

    Un post muy bueno que te lleva a reflexionar hasta donde estarías dispuesto a llegar.