Jan Tschichold y Penguin Books

Publicado el 02 / 04 / 2012
Hoy 2 de abril debería ser una fecha importante para todos los diseñadores gráficos y tipógrafos, ya que hoy se conmemora el aniversario del gran maestro y teórico del diseño como lo conocemos ahora. Este pensador que fue un elemento clave durante la Bauhaus y dio forma a la Nueva Tipografía: Jan Tschichold.

Hablar de Jan Tschichold forzosamente ocuparía muchos artículos aquí en 25Horas, en este caso en especial me quiero enfocar sobre su influyente paso por la editorial de Penguin Books durante 1947. Pero antes un poco de historia:

La nueva tipografía

Jan Tschichold se involucró desde muy joven en la tipografía trabajando en la imprenta de su padre, en el que aprendió todas las reglas clásicas de tipos, estructuración y demás.

Con el paso del tiempo los movimientos vanguardistas llamaron su atención y fue entonces que empezó a ver la tipografía desde otro punto de vista. En 1925 publicó un artículo llamado Elementare Typographie en la revista Typographische Mitteilungen en donde explicaba una serie de principios o creencias que él mismo había desarrollado.

En Münich hizo varios carteles para cine y en el año de 1928 diseñó y publicó su primer libro llamado Die neue Typographie. Este libro era principalmente dirigido hacia los diseñadores tipográficos y en él se exponían algunos de los principales principios del movimiento moderno en relación con la tipografía.

Jan Tschichold y su paso por Penguin Books

En 1947 Tshichold aceptó la propuesta de Penguin Books para rediseñar las portadas de sus libros. Antes de comenzar a rediseñar, formuló unas reglas conocidas como Penguin composition rules que servían para que la comunicación entre el autor y el lector fueran más precisas ya que se detallaban los márgenes, títulos, adornos, símbolos que aparecían en los libros.

Las Penguin composition rules son consideradas el primer Manual de estilo para una colección de libros. Para los libros no existía una única tipografía, dependiendo del contenido del libro se decidía el tipo de letra que iba a ser empleado, es por eso que se tenía que hacer un diseño particular para cada uno de los libros. Tschichold creó cerca de 500 portadas para Penguin.

Antes de su llegada, el diseño de libros individuales era digamos, coherente, al menos en comparación con las de los editores rivales, pero variaba con las opiniones del editor y del impresor. Como firme creyente de los sistemas tipográficos, Tschichold diseñó una plantilla para todo Penguin Books con posiciones definidas para el título y el nombre del autor con una línea entre los dos. Se unificó el diseño de la parte frontal, el lomo y el reverso, además volvió a dibujar el símbolo del pingüino creado por Edward Young, en ocho diferentes versiones. Finalmente se elaboró ​​un conjunto de normas de composición de lo que, insistió, iban a ser seguidos por los tipógrafos e impresores de Penguin para asegurarse de que el mismo estilo fuese aplicado.

Tschichold fue igualmente riguroso en el diseño de los conjuntos especiales de los libros publicados por Penguin. Entre ellos Penguin Modern Painters, introducidos en 1944 por el historiador de arte Sir Kenneth Clark, para popularizar el arte moderno al “gran público fuera de las galerías de arte”, y las serie de Shakespeare de Penguin. Entre las innovaciones Tschichold era persuadir a Allen Lane para permitir que Penguin aprovechara los últimos avances en impresión mediante el uso de la ilustración en los conjuntos particulares de libros como la serie de Shakespeare.

Esta fue sólo uno de los grandes legados de Tschichold por el mundo del diseño. Fascinante en verdad, es motivo de conmemorar su aniversario y que se vuelva una fecha trascendental entre todos nosotros.

Fuentes:
http://retinart.net/graphic-design/jan-tschicholds-inspiring-penguins/
http://www.flickr.com/photos/designfacts/4405839278/


Escrito por

Te puede interesar

Sin Comentarios

Puedes ser el primero en comentar!

Sorry, comments for this entry are closed at this time.