Jin Lee, el maestro de la abreviación visual

Publicado el 13 / 08 / 2012
El resumir, es un arte bastante subestimado por los maestros en la primaria al momento de enseñarlo. Nadie nunca me mencionó que si aprendí a comprimir desde ese entonces largos textos, iba a desarrollar la habilidad de generar en pocas palabras una idea completa y que si me dedicaba al mundo de la comunicación visual mis posibilidades iban a ser infinitas. Sin embargo tal parece que a Jin Lee, se lo enseñaron de maravilla.

Todos nos hemos encontrado alguna vez con el trabajo de Jin Lee sin saberlo. Este personaje que de seguro estará en los libros de historia del diseño nació en Korea, creció en Brasil y actualmente reside en Nueva York. Si revisamos su curriculum podemos percatarnos de que el señor es un dechado de virtudes ya que en menos de 5 años ya ha trabajado para dos de las empresas más grandes en el mundo (Google y actualmente Facebook) gracias a su muy ilustre habilidad de sintetizar.

Uno de sus primeros trabajos, fue el de realizar un logo para una casa productora, el cual para nuestro gusto, fue demasiado explícito en la forma en la que unió la imagen de la empresa con el resultado. Aunque este sería el primer gran proyecto que la creatividad de Lee traería al mundo.

Su primer logotipo para una casa productora llamada Infidel, la cual producía grupos de rock alternativo.

Posteriormente incursionó en varias agencias, hasta llegar al lugar en el que su carrera, creatividad y habilidad para resumir fueron explotadas no sólo ahí sino en el mundo entero, estamos hablando de Google. Seguramente muchos han visto la famosa tarjeta de presentación que tienen los corporativos de Google, la cual asemeja a un buscador, pues bien Jin Lee fue el encargado de realizar el diseño que le ha dado la vuelta al mundo en una sola tarjeta.

Tarjeta de presentación de los empleados de Google, siendo no un ejemplo sino una línea divisora de la importancia en el diseño en la imagen corporativa.

De ahí, empezaron a surgir varias campañas que dada su sencillez, nos impresiona que no se no haya ocurrido a nosotros pero nos sorprende más el ligero pero muy divertido y real concepto que manejan. Un mensaje, tan sencillo que el hecho de que creamos que nosotros pudimos hacerlo en vez de desatar furia, desata empatía al pensar y razonar que así vemos el mundo nosotros también. El poder de una imagen condensado empatía.

Campaña impresa para Cheerios “Existe un Cheerios para todos”, sencillo y aún así divertido.

Esta no es la única característica con la que pudiéramos describir los trabajo de Lee, el uso de la lógica humana también es uno de ellos, ya que sin duda alguna sus imágenes son un ejercicio en el cual el usuario no sólo vincula sino que comprende, entiende y se apodera de las imágenes, haciéndolas así inolvidables para el público.

Word as Image

Así es como entre campañas para museos, aplicaciones de Google, diseño editorial para el New York Magazine e incluso intervenciones callejeras han sido las encargadas de transmitir al mundo el enorme potencial que Jin Lee posee, haciéndolo un referente uno de los mejores creadores y eminencias de la creatividad. Demostrando que el verdadero creativo no siempre es el que mejor desarrolla, sino el que mejor conceptualiza y que apuesta por la herramienta más natural del “cliente” el cual es. la lógica.

Imagen realizada para un texto de Condé Nast Portafolio Magazine en la que analizaba la crisis generada por el robo de arte en los museos.

Una de sus primeras intervenciones urbanas ¿Así de grande tendría que ser el botón para borrar nuestros problemas?



Escrito por

Te puede interesar

Sin Comentarios

Puedes ser el primero en comentar!

Sorry, comments for this entry are closed at this time.