¿Por qué me volví diseñador web?

Publicado el 08 / 05 / 2013

Es interesante de vez en cuando recordar cómo es que has llegado hasta el punto donde te encuentras ahora. En este caso, quiero abordar parte de mi experiencia personal como una de las muchas historias de diseñadores gráficos que encontraron en la web su destino profesional.

Es un poco curioso la manera en que llegué al diseño web, fue prácticamente por accidente (y un poco por necesidad). Para esto habrá que remontarnos hasta mi etapa universitaria aproximadamente por el sexto semestre de mi carrera en diseño gráfico.

(Viajando por el tiempo)

Un poco del panorama en aquellos momentos

Digamos que era el típico estudiante que siempre sacaba prácticamente 10 en todo, que aunque a decir verdad, la carrera estaba realmente fácil, al menos en esos tiempos. El detalle está que aunque sacaba buenas calificaciones, pues realmente tenía una actitud muy poco apasionada hacia el diseño, me gustaba pero seguía asumiendo una actitud donde aprendía lo que veíamos en la escuela pero hasta ahí.

A esta altura de la facultad me empezaba a interesar más en el diseño editorial y aún no cursaba la materia de diseño web, y según yo, no quería trabajar en algo que tuviera que ver con web. Es más, ni siquiera tenía idea realmente de lo que era diseñar web. No me parecía muy interesante y no me interesaba en lo absoluto (pobre ingenuo de mi…)

¡Oh la necesidad del dinero!

Este fue el motor para buscar mi primer trabajo formal como diseñador, así empecé a buscar trabajo a tientas, sin un portafolio muy definido que digamos. Una maestra me recomendó con un amigo suyo, quien estaba buscando un practicante para hacer diseño web. No me pareció un pesar, mas bien fue un “ok, supongo que tendré qe aprenderlo”.

Cuando llegué como buen novato a esta empresa no sabía realmente mucho sobre las cosas prácticas de la vida y lo primero que recuerdo que hice fue una especie de flyer digital que era recortado y acomodado en tablas — aquí haré un paréntesis, en ese entonces creo que era 2007, así que se trabajaba mucho con tablas y flash, ni hablar, cosas de la vida —, llegué a hacer esto y editar un boletín hecho de tablas sobre tablas (lo peor que se puede hacer y mucho peor si lo pretendes enviar por mail) por algunas semanas como máquina. Sin saber exactamente por qué.

Este diseño no lo hice yo, pero es la idea de lo que estuve haciendo por muuuucho tiempo...

Este flyer no lo hice yo, pero es muy parecido a lo que estuve haciendo por muuuucho tiempo…

Cuando apenas le estaba agarrando la onda a las cosas se fue el chavo que me estaba instruyendo, dejándome a cargo de esta área diseño y web (área de una sola persona) y me aventuré a manejar las cosas por mi cuenta.

La revelación

Durante un tiempo estuve así, haciendo estos flyers en Photoshop, cortándolos, pegándolos en tablas, diseñando banners y subiéndolos a un portal donde se ponía toda esta publicidad. La verdad, todo esto estaba muy feo, no reticulaba, los clientes tenían imágenes muy pobres, poco texto y yo sólo entendía lo que le movía al HTML y nada más.

Un día, de repente, cansado de lo mismo me pregunté: “¿Acaso se puede hacer algo mejor?” “¿Habrá algo más?”

Estas preguntas internas fueron los detonantes de todo, gracias a esta curiosidad comencé a buscar en Google cómo se podían hacer las cosas en HTML y así fue que di con el CSS… ¡oh glorioso CSS que me abrió las bellas puertas del armado de sitios web!

Fue a partir de ahí que investigué y leí en mis horas libres de trabajo con tal de aprender a diseñar usando este código, después de eso me di cuenta que todo lo que me habían enseñado en ese trabajo de web, estaba mal, pero tenía algo de remedio. En verdad que fue un proceso muy divertido para mí, empezaba a hacer experimentos y me daba cuenta que podía funcionar, y muy bien. De ahí conocí un poco más de Javascript y pues el CSS y HTML en general fueron relativamente sencillos de aprender.

Autorretrato representando la realidad de mi ser en el presente. El dibujo es del año pasado cuando aún no usaba lentes.

Autorretrato representando la realidad de mi ser en el presente. El dibujo es del año pasado cuando aún no usaba lentes.

Al término de la facultad, rediseñé la página del Museo del Vidrio como parte del proyecto final de una materia. Y después de la graduación estuve 6 meses sin trabajo fijo, un poco desesperado la verdad.

En ese tiempo (2010), consumía muchos blogs de diseño, y dado que no tenía trabajo me pregunté… ¿Por qué no hacer un blog? Un año antes ya había visualizado un mini periódico de diseño llamado 25Horas, pero no pude producir obviamente. Así que retomé la idea pero para publicarlo en la web.

Gracias a este proyecto aprendí WordPress en 3 semanas, conseguí trabajo 2 semanas después de lanzarlo y bueno, hay una gran lista de bondades que me ha brindado 25Horas.

Epílogo

Y bueno, entre las muchas cosas que me convencieron de que podría diseñar web toda mi vida, me gustaría destacar dos al menos. La primera es que me obliga aprender cosas nuevas y no estancarse en lo que hago. Y en segunda, es que estoy en una profesión de vanguardía, donde se está de la mano con la tecnología y el futuro y uno forma parte de ello.

Es genial.

Espero que les haya gustado la historia, si ustedes tienen una anécdota parecida o alguna curiosidad que deseen compartir, ¡escriban su comentario!


Escrito por

Te puede interesar

  • Alice

    Muy interesante tu historia , a mi igual como a muchos supongo.. me paso que solo me quedaba con lo de escuela y ya, pero la verdad es que en realidad te metes a investigar y a querer conocer nuevas cosas cuando te enfrentas a la dura realidad del trabajo o peor el ” no conseguir trabajo”.

  • http://pixel2me.com Jorge Trujillo

    Que interesante historia, creo que muchos hemos tenido que adaptarnos a este mundo del diseño que a veces va más rápido de lo que nos gustaría.

    Yo recuerdo que cuando termine mi carrera (Publicidad) a duras penas sabía utilizar el Photoshop, y hablar de web ni se diga… pero al igual que a ti la necesidad me llevo por un camino que no elegí, pero la verdad si lo hubiera hecho creo que no hubiera podido elegir algo que me gustara tanto.

    Cuando terminé mi carrera fui a muchas, muchas, pero muchas entrevistas de trabajo, hasta empresas en las cuales hacía mas de una hora y media de camino en camión, tomando 2 o 3, pero ni en esas me contrataban, cada vez me empezaba a desesperar más y más porque veía como muchos de mis amigos terminaban trabajando en MERCAFON, Telcel o cosas por el estilo (No tengo nada en contra de esos trabajos pero definitivamente no era lo que quería para mi). En ese entonces mi hermano trabajaba en una empresa de desarrollo de sistemas, no tenían área de diseño, así que le pedí que me diera chance, que trabaja gratis, que no cobraba pero que me diera la oportunidad. Fue ahí donde aprendí web, HTML básico y clásico, y como estaba prohibido utilizar DreamWeaver, en un blog de notas pues, ahora si que HTML a mano, y bueno así fue mi primer trabajo, ya me extendí mucho pero no quería dejar de compartir mi historia ya que me encanta hablar de estos temas.

    saludos…

  • http://pixel2me.com Jorge Trujillo

    Eso es lo más desesperante cuando vas a muchas entrevistas y no te hablan, pero bueno yo creo que es el precio que todos tenemos que pagar para conseguir el primer trabajo como profesionista.

    saludos…

  • http://publicidadypaginasweb.com Diseño Web

    Muy interesante tu historia,me imagino que a más de alguno pasamos por eso, solo queda enfrentar la realidad y hacerce independiente y difundir nuestras creaciones.

    Saludos .)

  • Shana

    Me quede leyendo tu historia y la verdad es que me siento identificada con los detalles, porque al parecer voy por el mismo rumbo de la web o_o jajaja, saludos!

  • Evel01

    uhhh algo parecido: en la carrera me dieron una “embarradita” de HTML y flash, cuando tuve mi primer trabajo como profesional (2 meses después de salir de la carrera 😉 me dieron la ‘oportunidad’ – o mas bien, la tarea – de hacer las propuestas de varias páginas de gobierno que serían vistas por muchas (MUCHAS!) personas… y yo sin idea de CSS o jQuery y con una embarrada de HTML; en fin, ahora casi que me dedico al desarrollo web y cada día mejoro en esto XP

  • Gabriel Andrade

    Admiro mucho tu trabajo broh. Bueno… Sólo conozco 25 horas. Pero me parece admirable. Gracias por compartir. Espero que te siga yendo bien y larga vida a las 25 horas.

    • 25Horas

      Gracias Gabriel!
      En eso estamos, ya estuve mucho tiempo desaparecido pero el plan es no dejar de compartir y seguir creciendo 🙂