El ímpetu para avanzar por cuenta propia

Publicado el 10 / 07 / 2013
Durante nuestro crecimiento laboral a algunos de nosotros hemos estado envueltos en un círculo poco proactivo para nuestras aspiraciones. No hablo por todos, pero creo que son situaciones que pasan. El problema es cuando estas condiciones empiezan a afectar anímicamente nuestras ganas de superarnos. Opinemos al respecto.

Después de platicar con amigos diseñadores y por experiencia propia, he caído en cuenta que a veces resulta que encontramos un trabajo que nos parece bueno, pero tiene cuestiones que pueden afectar poco a poco nuestro rumbo sobre lo que realmente queremos hacer. La rutina, el conformismo y la apatía a veces pesan y nos pueden sumir en un bache, y a veces estas cuestiones dependen mucho de nosotros mismos.

En algún momento en mi iniciación laboral estuve trabajando esperando aprender de diseño, aunque el rumbo de la empresa era diseño web (que en ese entonces no me atraía en lo más mínimo). Después de aprender ciertas cuestiones de trabajo mecánico, después de unos meses me quedé sólo en el área de diseño. Siendo la gente alrededor ajena a la materia sería muy fácil caer en un bache de inspiración. Lo fue por un tiempo, afortunadamente por algún motivo en alguna página encontré en el CSS la revelación que me motivó a aprender diseño web por mi cuenta y me mantuvo bastante activo a pesar de las condiciones.

A veces el compromiso propio de seguir creciendo ayuda a protegerte de la apatía, aunque es muy fácil caer en una zona de confort (por experiencia propia). Más allá de renunciar a un trabajo de buenas a primeras, es también una cuestión de tomar la iniciativa y proponer cosas en beneficio de los demás y el propio.

Definitivamente recomiendo que si tienen interés y el tiempo, creen algún proyecto alterno. Ya sea que trabajen en una empresa, agencia, por su cuenta, estudien o estén haciendo prácticas, es de lo mejor tener un proyecto alterno que te motive a investigar, leer, actualizarte y mantenerte vigente en conocimientos y en aplicación y ejercicio del diseño.

Francamente este proyecto de 25Horas me ha salvado muchas veces de la pesada rutina.

Ejemplos de situaciones hay muchos, a final de cuentas lo importante es darse cuenta de su condición y buscar la manera de refrescar su mente y su ritmo de trabajo. Tener un poco de visión a final de cuentas.

Quisiera leer sus opiniones y anécdotas al respecto. ¿Han pasado por momentos donde el confort les haya pesado? ¿Están en algún trabajo donde la gente alrededor no comparta tus ideales o inquietudes de diseño? ¿Cómo han salido adelante de ello?


Escrito por

Te puede interesar

  • Deibo

    Muy buen artículo, en lo personal siempre trato de mantenerme activo en cuanto a ideas e innovación, la verdad es que si se te duerme tantito, los demás te llevan de encuentro, sobre todo en el área de web donde todo cambia constantemente. Además, uno como diseñador vive frustraciones en la constante lucha contra el mal gusto y opiniones de gente ajena a la materia.

    Saludos.

  • Gisselle Avila

    Yo deje mi trabajo en una empresa donde hacia un diseño monótono, hacia catálogos y folletos y termine cambiandome a una agencia de publicidad. Jaja me sentó muy bien el cambio, pero supongo que también hubiera sido bueno proponer algo diferente en la empresa donde antes laboraba. La exigencia en esa empresa era poca y si estaba tan cómoda que igual caí en un bache de bloqueo a hacer algo nuevo y diferente.

  • rulo

    he pasado por varias agencias, pero insisto en que un proyecto personal que deje dinero sea mucho o poco será siempre lo mejor, y ser emprendedor será la mejor decisión siempre, tendrás gratificación emocional, haces lo que te gusta, cuando quieres y como quieres, te levantas motivado y ganas dinero, hay que buscar el como llegar a ese punto, y en esas ando.

  • Max Cantú

    Creo que es algo que es muy común, hace algunos meses trabajaba como Jefe de Creatividad e innovación en una empresa internacional, el trabajo era genial, la paga, las prestaciones, pero algo había cambiado, llevaba una rutina, no tenia fines de semana libres, ni siquiera podía dormir bien, era tanto el estrés que me empezó a afectar mi salud, decidí volver a mi espíritu emprendedor, el cual lo había dejado descansar unos meses, que a fin de cuentas era lo que me apasionaba. Ahora, que le hago caso a mis instintos en vez de a mi razón, no solo logré ser mas feliz y saludable, sino mas productivo y exitoso.

    Saludos!

  • Ater

    No sólo en lo cotidiano y monótono se encuentra el problema…recién renuncié a un buen trabajo por que la manera en que se dirigía la empresa no iba de acuerdo a mi moral y ética personales, no trabaja a gusto y realmente ni ganas de ir a trabajar tenía, por que no me gustaba lo que estaba haciendo ahí, a dónde me dirigía, ni en qué me estaba convirtiendo.

  • Miguel P.

    En mi experiencia creo que como recién egresado eso es muy común, sales de la carrera con las expectativas e ideales de lo que podría ser el mundo laboral pero te encuentras con algo totalmente diferente cuando te enfrentas a lo que llamo “la hora de los trancazos” , un trabajo rutinario, monótono, donde si propones algún cambio te ven raro, ¿Quien va querer cambiar, cuando las cosas se han hecho así siempre?. Pero es ahí cuando surge la innovación, cuando te das cuenta que algo esta mal y decides actuar, emprender y hacer lo que te apasiona.

  • Tosé Buenaba

    En mi caso, siempre trato de tener un proyecto personal que me mantenga activo y en constante investigación; yo aún no egreso de la universidad, pero tengo muy claro que no quiero terminar en un trabajo monótono y con una rutina establecida. Lo importante, creo yo, es tener siempre en cuenta que es lo que uno quiere, y enfocar nuestros esfuerzos en ello, en alcanzar siempre lo que queremos.

  • http://mpuyo.netai.net/ Miguel Puyó

    Me ha pasado, siendo docente en Ofimática (Windows, Office, etc.) de llegar, sin saberlo, a establecer una tóxica rutina. Hace poco me ofrecen ser ayudante docente en un curso de AutoCAD. Sí bien tengo conocimientos en la materia, al volver a mis viejos apuntes, me sentí como un “mono” digitando medidas frente al ordenador. Es bueno generarse cierta incomodidad. Como bien apuntas, tener proyectos en paralelo que mantengan la creatividad funcionando.

    • 25Horas

      Exacto, es buena esa incomodidad y encontrarte en un terreno por explorar. Es el sentimiento de “Bueno… ahi voy” con el que nos impulsamos a superar ese reto. Ánimo con el AutoCAD!

      • http://mpuyo.netai.net/ Miguel Puyó

        ¡Gracias! Resta decir que 25 Horas ha sido un feliz descubrimiento. Seguimos en contacto.