Diseñador de agencia vs. Diseñador en empresa

Publicado el 20 / 05 / 2014
¿Es cuestión de elección?, ¿es que el diseñar dentro de agencias es más divertido que trabajar como diseñador dentro de una empresa?, ¿qué tipo de empresa? Fuera de los aspectos socioeconómicos que rodean cualquiera de los dos puestos, los ritmos de trabajo cambian mucho y ambos tienen sus bondades.

En mi experiencia he tenido la oportunidad de trabajar en ambos lugares, así que describiré a grandes rasgos lo que cada una me proporcionó como parte de mi crecimiento y quizás algunas cuestiones que no son tan divertidas de una y otra (como todo en la vida).

Diseñador de agencia

Es muy probable que la mayoría de los diseñadores busquen este tipo de trabajo por estas razones:

Trabajar para múltiples proyectos te mantiene fresco

El saber que tienes esa capacidad de comprender y desarrollar propuestas para clientes totalmente diferentes entre sí, te permite explorar y expandir tus límites. Además el enfrentarte a un reto al final es algo satisfactorio.

Esa sensación de fluidez de tu talento

A veces entrarán esas rachas donde generas propuestas, bocetas intensamente y las ideas toman forma, creo que es una de las mejores sensaciones que pueden haber definitivamente, aunque siempre es bueno, darse una pausa para analizar el trabajo realizado.

La convivencia con muchos diseñadores

Claro, hay de diseñadores a diseñadores, pero es muy probable que encuentres a alguien con quien compartir y mantenerte al tanto de las novedades en diseño y mantener activo tu tablero de inspiración.

El lado incómodo de trabajar en una agencia es que siempre te atienes a lo siguiente:

  • Clientes morosos que piden cambios a diestra y siniestra
  • Tiempos de entrega a veces muy apretados
  • Las clásicas competencias de agencias para ver quien se queda con el cliente (de lo peor que puede existir…)
  • Las horas desperdiciadas y los desvelos con tal de terminar la propuesta para el concurso de agencias
  • Idealmente las agencias deben mantener la continuidad con los proyectos de los clientes, aunque a veces no sucede

Fuera de esos aspectos, los retos son constantes, el aprendizaje se avalanza y se practican las relaciones con clientes.

Diseñador de empresa

Cierto, quizás a muchos no les interese trabajar dentro de una empresa con un uniforme y encerrado en un cubículo sin ventanas… pero no todas las empresas son así. Hay que saber elegir y en estos últimos años, el trabajar dentro de empresas enfocadas en la web se ha vuelto una oferta muy tentadora. Me enfocaré en este último caso en base a mi experiencia.

Tomar la responsabilidad como diseñador

Cuando eres el único diseñador en la empresa, tienes en tus manos un reto muy grande: guiar con tu conocimiento el rumbo gráfico de una compañía. De ti depende todo, y como tal, tienes que tomar la responsabilidad. Esto realmente hace que crezcas mucho como individuo y profesionista.

Encontrar áreas de oportunidad

No esperes a que alguien te diga qué hacer, tu tienes el control. Siempre habrán áreas de oportunidad qué atacar, y siempre habrá que renovarse y mantener nuestra mente fresca para mejorar constantemente. La empresa y el producto son entes que siguen creciendo y desarrollándose, de la misma manera en el diseño.

Aprender de aspectos ajenos al diseño

Si tienes la oportunidad y las ganas de mejorarte, nada es mejor que involucrarte en procesos ajenos a lo que aparentemente debería corresponderte. Mientras tengas un conocimiento más profundo de cómo una aplicación, producto o desarrollo funciona, podrás comunicar y expresar mejor al respecto.

No esperes a que alguien te diga qué hacer, tu tienes el control.

Como mencioné, hay de empresas a empresas, sé que hay lugares que ofrecen puestos de diseño en un ambiente realmente cerrado, con ideas obsoletas y temerosos al cambio que, a veces, no dejan ningún margen para que el diseñador crezca. Pero hay que abrir los ojos a estas opciones de empresas enfocadas a la tecnología y a la web en general, no es por insistir, pero hay mucha necesidad de buenos diseñadores web por ahí que no deberían rechazar la opción de aprender algo de código ;).

Finalmente, ¿cuál ha sido su experiencia en donde han trabajado?, ¿piensan entrar a una empresa?, ¿a una agencia?

Compartan y comenten!


Escrito por

Te puede interesar

  • http://jorgerodriguez.mx/ Jorge Rodríguez

    Pienso que uno de los puntos más importantes sobre los diseñadores en una empresa es la especialización en los procesos internos. Esto puede ser ventaja o desventaja hasta cierto punto. Mientras que en la empresa el diseñador resuelve problemas de acuerdo a las limitaciones en recursos y tecnología, debe seguir al pendiente de lo más nuevo por fuera y traerlo a la empresa como innovación o desarrollarlo aparte como parte de su actualización profesional. Lo más riesgoso es entrar a una empresa y no actualizarse.

    Un ejemplo son las posibles restricciones al manejar lenguajes de programación o software: Dentro de la empresa hay procesos que ya son conocidos y han sido efectivos por mucho tiempo pero fuera de la empresa pueden ser obsoletos o viceversa, tecnologías como HTML5 que no pueden ser implementadas rápidamente. Al diseñador, en conjunto con su equipo de trabajo le corresponde evaluar si el cambio trae más beneficios que costos a la empresa.

  • Ricardo Urquidi

    Si en verdad es una vision muy personal de esta experiencia de trabajar para una empresa.
    Hay empresas que no solo tienen un diseñador,ellos se encargan de diferentes proyectos, hay que tener en cuenta que siempre hay que seguir una linea de diseño y jugar dentro de los margenes de la identidad corporativa, renunciando a veces(solo a veces) a un estilo propio

  • Andres Avila

    También he tenido la experiencia de trabajar en las dos partes, actualmente soy diseñador de empresa, y, a mi criterio personal, me ha dado mas beneficios trabajar para una empresa. Aunque es cierto que pueden ser temerosos al cambio, depende mas de como el diseñador venda su idea a sus jefes, justificando la necesidad de adaptarse a las tendencias actuales.

  • Kinm

    Me es interesante leer el otro lado de la situación, en mi
    caso, tuve la opción de ingresar a una empresa; efectivamente como se ha
    mencionado, en uno recae la responsabilidad sobre que estilo y sintonía demuestra
    la empresa, por ello creo yo, que una agencia es más enfocada en aspectos
    creativos pues el simple hecho de haber otra opinión puede catapultar ideas
    simples a grandes proyectos construidos en conjunto que superaría mil veces una
    idea mono fabricada, quizá esta opinión carezca de experiencia vivencial, pero
    quien desarrolla este comentario seria la expectativa que prefiere vencer a la
    realidad a través del sentido común. En una aportación diría que un diseñador
    se desenvolvería mejor en agencias que en empresas, o quizá deba cruzar ambas etapas
    para poder fortalecer todos esos criterios establecidos en el artículo, pero
    profesionalizando su creatividad finalmente dentro de una agencia.